Noticias

Inmueble sin foto

EL AGENTE INMOBILIARIO

 

En Pisocasion.es por experiencia sabemos que debemos tener presente que un agente inmobiliario no nace, se hace. De ninguna manera se considerará un vendedor ya que el agente inmobiliario no es un mero vendedor. Debe ser un buen asesor. No se requiere de una gran formación cultural pero sí debe tener un nivel medio-alto (no queremos decir con esto que el agente inmobiliario deba ser un licenciado universitario).  El asesor inmobiliario debe tener un amplio conocimiento del producto que comercializa, debe conocer los inmuebles ó propiedades con los que trabaja, zonas, estado de cargas, además de unos conocimientos básicos del producto hipotecario y por lo tanto, del mercado hipotecario.

Debe mantenerse informado constantemente de la evolución de las hipotecas. Entiéndase tipos de hipoteca, tipos de interés en el momento, plazos, etc.. Así mismo, debe tener clara la documentación necesaria a la hora de realizar una gestión de este tipo. Una característica predominante en el agente inmobiliario debe ser la capacidad de oír / escuchar. Como decíamos antes, el agente inmobiliario no es un vendedor (no se trata de vender). El objetivo es saber comprender las necesidades del cliente (vendedor / comprador) e intentar adaptar su servicio con el fín de satisfacer estas necesidades. Conocer el perfíl socio-económico del cliente es la principal herramienta para la consecución de una operación efectiva.

Conexión personal

El asesor inmobiliario debe tener indudablemente ciertas capacidades de comunicación y ser un gran transmisor de información (siempre información veraz, si no sabes algo, pregunta). Crear una relación sana y transparente con compradores y vendedores y hacerles sentir que te conocen y pueden confiar en ti, anteponiendo los intereses del cliente a los propios del agente, será un método eficaz para conseguir esa relación de confianza.

Cartera comercial

La cartera comercial, entiéndase (volumen de producto a la venta, así como cartera de potenciales compradores) es un elemento imprescindible a la hora de desarrollar un trabajo profesional en el menor plazo de tiempo posible. En cualquier operación inmobiliaria es muy importante que las partes se sientan representadas por igual por su agente inmobiliario, y a la vez satisfechas con el resultado final de la operación inmobiliaria (no debe quedar sensación de vencedores y vencidos, ganadores o perdedores…).

×